Escolarización Combinada

Ayer comenzaron las clases aunque hasta hoy no he podido conocer a todos mis alumnos de este curso ya que la mayoría de ellos tienen una modalidad de escolarización combinada que compagina la asistencia al Centro Específico y al Centro Ordinario con el fin de que puedan beneficiarse de lo mejor de ambos sitios; por una parte la atención específica e individualizada y por otra los entornos ordinarios y el contacto con iguales.

Este tipo de modalidad de escolarización requiere de una buena coordinación entre ambos centros para poder trazar líneas de trabajo conjuntas que faciliten la consecución de los objetivos planteados. Se trata de apoyarse mutuamente en el proceso de enseñanza – aprendizaje evitando las interferencias y las repeticiones innecesarias de actividades. Una buena coordinación es fundamental para que el alumno pueda sacar todo el provecho posible a esta escolarización. Para ello también es importante establecer el modo en el que se va a llevar a cabo dicha coordinación. Lo ideal son tres reuniones anuales (una por trimestre) y además establecer vías más permanentes de comunicación. Una buena estrategia es tener una libreta viajera que vaya a ambos centros en la que los distintos profesionales que intervienen con cada alumno puedan plantear sus observaciones, dudas y logros, consiguiendo que la información llegue así a todos los interesados y constituyendo una guía escrita a la que poder recurrir para observar la progresión de los alumnos.

Pero sin duda lo más importante para que la escolarización combinada funcione es la implicación de los maestros de ambos centros. Cuando se está dispuesto a compartir el trabajo y a dar y recibir sugerencias, pautas e indicaciones, una gran parte del trabajo queda resuelta. En este sentido la experiencia nos demuestra que (en los Colegios Ordinarios) los Equipos de Orientación Educativa que atienden a los centros son un gran elemento de cohesión y el enfoque de la situación que planteen al claustro en general y a los maestros implicados en particular va a determinar en muchas ocasiones el adecuado desarrollo de esta modalidad de escolarización.

Saludos a todos.

 

6 comentarios

  1. Hola, Lucía:

    Agrego esta interesante weblog a los enlaces de ASPERCAN. Te deseo lo mejor, como a todos los profesionales implicados en la educación de los niños con trastornos del espectro autista.

    Saludos.

  2. Muchas gracias, espero que el blog os resulte de interés y utilidad. Por mi parte seguiré poniendo todo lo que sé para seguir con mi labor diaria.
    Saludos

  3. La combinada puede ser una buena opción para algunos alumnos, pero dos centros no es lo más recomendable, puesto que supone crear demasiadas referencias para los niños. Desde mi punto de vista es mejor opción, las aulas específicas dentro de los centros ordinarios, este sistema permite beneficiarse a los alumnos de las dos modalidades educativas y además favorece que la coordinación entre profesionales. Además permite que el niño esté integrado en todos los tiempos de recreo y comedor y sentirse y que los demás lo sientan como un compañero de colegio, no como el niño que viene los martes. Es mi opinión. Saludos y ánimo con el blog, acabo de conocerlo y poco a poco te iré leyendo. Inma

  4. Hola Inma, estoy de acuerdo contigo en que las aulas específicas en centros ordinarios (también llamadas aulas estables) son una de las mejores modalidades de escolarización existentes, pero desgraciadamente su implantación es aún escasa en España, salvo en algunas provincias, lo que supone un gran hándicap cuando los niños necesitan unos apoyos más específicos y éstos no se dan en el entorno ordinario, momento en el cual se recurre a la escolarización combinada.
    Es un camino que aún se está recorriendo y espero que en pocos años podamos ver más resultados.
    Saludos y bienvenida al blog

  5. Efectivamente Carolina, esa es una máxima que debería primar en todos los centros. Las cosas a medias y las buenas intenciones no consiguen integrar a una persona. Es necesario tener una buena dotación de recursos tanto personales como materiales y también que se de una buena actitud y colaboración por parte de todos los miembros de la comunidad educativa.
    Aún queda mucho por recorer aunque afortunadamente cada vez son más los centros que realizan bien esta integración de la que hablamos.
    Saludos

Los comentarios están cerrados.